Inicio » Especialidades » Cirugía General CDMX » Absceso

Absceso

Un absceso es una infección e inflamación del tejido del organismo caracterizado por la hinchazón y la acumulación de pus. Puede ser externo y visible, sobre la piel, o bien interno. Cuando se encuentra supurado se denomina apostema.

Los abscesos aparecen cuando se infecta un área de tejido y el cuerpo es capaz de «aislar» la infección y evitar que se extienda. Los glóbulos blancos, que son la defensa del organismo contra algunos tipos de infección, migran a través de las paredes de los vasos sanguíneos al área de la infección y se acumulan dentro del tejido dañado. Durante este proceso, se forma el pus, que es una acumulación de líquidos, glóbulos blancos vivos y muertos (principalmente Polimorfonucleados Neutrófilos, PMNN), tejido muerto y bacterias o cualquier otro material o invasor extraño.

Los abscesos pueden formarse en casi cualquier parte del organismo y pueden ser causados por organismos infecciosos, parásitos y materiales extraños. Los abscesos en la piel son fácilmente visibles, de color rojo, elevado y doloroso; mientras que los abscesos que se forman en otras áreas del cuerpo pueden no ser tan obvios, pero pueden causar mucho daño si comprometen órganos vitales.

Los abscesos se forman cuando las bacterias, los hongos u otros gérmenes entran en el cuerpo (por lo general, a través de una herida abierta, como un corte) y provocan una infección. Cuando esto sucede, el sistema inmunitario del organismo se activa y envía glóbulos blancos para combatir la infección. Estos glóbulos blancos, junto con otros desechos, que se amontonan en la herida, forman el pus. Cuando el pus se acumula, es posible que no drene y que el área empiece a doler.

Los niños son propensos a tener abscesos porque es menos probable que se limpien bien y se cuiden los cortes y otras heridas, lo que los convierte en los mejores candidatos a desarrollar este tipo de infecciones. Los objetos extraños que quedan atrapados dentro de la herida, como la arena o las fibras de la ropa, también pueden provocar abscesos, al igual que los folículos pilosos irritados.

Clasificación

Las hemorroides se clasifican en internas y externas. Las primeras se originan en los dos tercios superiores del canal anal y las segundas en el tercio inferior cubierto de piel del canal anal o en el propio orificio anal. En el caso de haberse agrandado suficientemente, las hemorroides internas aparecen también externamente en el ano.

Fisuras anales Hemorroides internas acompañadas de una evidente obstrucción orgánica del retorno venoso de las venas hemorroidales superiores (cirrosis hepática, trombosis de la vena porta, tumores abdominales)

Hemorroides idiopáticas sin obstrucción venosa orgánica evidente (herencia, factores anatómicos y fisiológicos, estreñimiento diarrea y esfuerzos al defecar.) Epidemiología y dieta. Deficiencia de los esfínteres anales: alteración del tono esfinteriano.

Cómo diagnosticar las hemorroides

Hemorragia: suele ser el primer síntoma y se presenta especialmente cuando el enfermo presenta estreñimiento, cuando aumentan de tamaño la hemorragia puede producirse en cualquier momento. La sangre procedente de las hemorroides tiene color rojo brillante por tener comunicaciones arterio venosas en el cuerpo cavernoso.

Prolapso: es en la manifestación tardía, tiene lugar con los esfuerzos hasta llegar a una fase en la que las hemorroides están permanentemente prolapsadas, con la mucosa anal expuesta y en contacto con la ropa interior.

Secreción: puede ser o no frecuente pero es más intenso en los pacientes con prolapso hemorroidal permanente.

Irritación anal: debida a las secreciones originadas en las grandes hemorroides de tercer grado y en algunos casos con un grado de prolapso menor.

Síntomas de anemia secundaria: la hemorragia por hemorroides internas es la causa más común de anemia secundaria.

Exploración de hemorroides

Inspección: las grandes hemorroides de tercer grado se reconocerán fácilmente como formaciones que se proyectan y cuya parte externa está cubierta de piel, y la interna de mucosa anal roja o púrpura. En las hemorroides internas de segundo grado no existe proyección de la mucosa, pero la porción hemorroidal cubierta de piel puede ser evidente en el orificio anal en forma de tumefacciones aisladas.

Palpación: en las primeras fases son blandas e imperfectibles, solo cuando hay fibrosis y prolapso la hemorroide es palpable. Proctoscopia: es un paso esencial en las hemorroides internas.

Sigmoidoscopia: es valiosa, cuando la proctoscopia no logra revelar hemorroides de alguna importancia que se explique la hemorragia del paciente, aunque constituye una medida habitual en todos los pacientes.

Complicaciones y secuelas

Trombosis: es una complicación de las grandes hemorroides prolapsantes de segundo y tercer grado, la hemorroide se vuelve dura y dolorosa sin poder reducirse.

Cómo tratar las hemorroides

Disponemos de varias opciones para el tratamiento de las hemorroides:

1) Tratamiento expectante o médico

2) Tratamiento mediante ligaduras por bandas de goma

3) Tratamiento quirúrgico

Aspectos geriátricos de las hemorroides

En los ancianos los síntomas más comunes son hemorragia y prolapso por lo cual la mucosa rectal persiste fuera del esfínter y mancha la ropa interior El prurito dolor se observa poco en los ancianos pero sí anemias secundarias.

Al examen se observan las hemorroides prolapsadas en los ancianos con un esfínter anal relajado de modo que existe a veces una incontinencia parcial. Esta incontinencia debe diferenciarse de la verdadera incontinencia anal debida a un déficit mental o neurológico o insuficiencia esfinteriana previa.


Urgencias Médicas
24 horas

Algunas de nuestras
Especialidades

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-trauma-ortopedia.jpg

Traumatología y Ortopedia

Atención médica y quirúrgica de lesiones traumáticas de las extremidades, la columna vertebral y sus estructuras asociadas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/promedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpeg

Cirugía General

Operaciones quirúrgicas del aparato digestivo, tracto gastrointestinal, sistema hepato-bilio-pancreático, sistema endocrino, glándulas suprarrenales, tiroides, paratiroides, mama y otras glándulas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpg

Ginecología y Obstetricia

Atención durante el embarazo y el parto, así como el diagnóstico y tratamiento de enfermedades en los órganos reproductivos femeninos.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/priomedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia-1.jpeg

Urología

Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades morfológicas renales y de las del aparato urinario y retroperitoneo que afectan a ambos sexos.