Alergia a los Alimentos

Alergia a los alimentos o alergia alimentaria es una respuesta inmunitaria exagerada desencadenada por el consumo de huevos, maní, leche o algún otro alimento específico.

SÍNTOMAS DE LA ALERGIA A LOS ALIMENTOS

Los síntomas generalmente comienzan de inmediato, al cabo de 2 horas después de comer. Rara vez, los síntomas pueden comenzar horas después de consumir el alimento causante de la alergia.

Si usted presenta síntomas poco después de consumir un determinado alimento, es posible que tenga una alergia alimentaria. Entre los signos claves están la urticaria, la voz ronca y las sibilancias.

Otros síntomas que se pueden presentar abarcan:

Dolor abdominal
Diarrea
Dificultad para deglutir
Picazón de la boca, garganta, ojos, piel o cualquier área
Mareo o desmayo
Congestión nasal
Náuseas
Rinorrea
Parches de piel descamativa y con picazón (dermatitis atópica); la piel puede pelarse o ampollarse
Hinchazón (angioedema) especialmente de los párpados, cara, labios y lengua
Dificultad para respirar
Cólicos estomacales
Vómitos

Síntomas del síndrome de alergia bucal (oral):

Picazón en labios, lengua y garganta
Hinchazón de los labios (algunas veces)

CAUSAS DE LA ALERGIA A LOS ALIMENTOS

Normalmente, la respuesta inmunitaria del cuerpo lo protege contra sustancias potencialmente nocivas, como bacterias, virus y toxinas. En algunas personas, se desencadena una respuesta inmunitaria por una sustancia que generalmente es inocua, como un alimento específico.

La causa de las alergias alimentarias está relacionada con la producción por parte del cuerpo de un tipo de sustancia alergena llamada anticuerpos contra inmunoglobulina E (IgE) para un alimento particular.

Aunque muchas personas sufren intolerancia alimentaria, las alergias a los alimentos son menos comunes. En una alergia alimentaria verdadera, el sistema inmunitario produce anticuerpos e histamina en respuesta al alimento específico.

Cualquier alimento puede causar una reacción alérgica, pero sólo unos cuantos alimentos son los principales culpables. En los niños, las alergias alimentarias más comunes son a:

Huevos
Leche
Maní
Mariscos (camarón, cangrejo, langosta)
Soya (soja)
Nueces
Trigo

Una alergia alimentaria frecuentemente se inicia en la infancia, pero puede comenzar a cualquier edad. Afortunadamente, muchos niños superan las alergias a la leche, la soya, los huevos y el trigo para cuando tienen 5 años de edad si evitan el consumo de estos alimentos cuando son pequeños. Las alergias al maní, las nueces y los mariscos tienden a ser de por vida.

En los niños mayores y en los adultos, las alergias más comunes a los alimentos son a:

Pescado
Maní
Mariscos
Nueces
Los aditivos de los alimentos, como colorantes, espesantes y preservativos, rara vez pueden causar una reacción alérgica o de intolerancia.

Un síndrome de alergia que afecte la boca y la lengua puede ocurrir después de comer ciertas frutas y verduras frescas. Estos alimentos contienen sustancias similares a ciertos pólenes. Por ejemplo, el melón contiene sustancias similares al polen de la ambrosía y las manzanas tienen alergenos similares al polen del árbol.

Muchos estadounidenses creen que tienen alergias alimentarias, aunque en realidad menos del 1% tienen verdaderas alergias. La mayoría de los síntomas de las personas son causados por intolerancia a alimentos tales como:

Productos del maíz
Leche de vaca y productos lácteos (intolerancia a la lactosa)
Trigo y otros granos que contienen gluten

PRUEBAS Y EXÁMENES DE LA ALERGIA A LOS ALIMENTOS

En las reacciones severas, usted puede tener presión arterial baja y bloqueo de las vías respiratorias.

Algunas veces, se pueden emplear pruebas cutáneas o análisis de sangre para confirmar que usted tiene una alergia. Sin embargo, no existe ningún criterio bien aceptado para diagnosticar las alergias alimentarias.

Con las dietas de eliminación, usted evita el alimento sospechoso hasta que desaparezcan los síntomas y luego se reintroduce el alimento para observar si se presenta la reacción alérgica.

En la prueba de provocación (prueba de exposición), usted ingiere una pequeña cantidad del alergeno del alimento sospechoso bajo supervisión médica. Este tipo de examen puede ocasionar reacciones alérgicas graves y sólo debe ser realizado por un médico.

Nunca trate de causar una reacción deliberadamente o reintroducir un alimento por cuenta propia. Estas pruebas sólo se deben llevar a cabo bajo la dirección de un médico, especialmente si la reacción inicial fue grave.

EL TRATAMIENTO DE LA ALERGIA A LOS ALIMENTOS

El único tratamiento comprobado para la alergia alimentaria es evitar el alimento. No se ha demostrado claramente que otros tratamientos, incluyendo tratamientos antialérgicas y probióticos, ayuden con las alergias alimentarias.

Si su hijo tiene un problema con la fórmula de leche de vaca, su médico puede sugerirle que ensaye una fórmula de leche a base de soja (soya) o algo llamado una fórmula elemental, si hay disponibilidad.

Si usted sospecha que usted o su hijo tiene alergia a un alimento, consulte con un alergólogo.

Si tiene síntomas únicamente en un área del cuerpo (por ejemplo, una roncha en el mentón después de comer el alimento específico), es posible que no se requiera ningún tratamiento y los síntomas probablemente desaparecerán en poco tiempo. Los antihistamínicos pueden aliviar la molestia y las cremas balsámicas para la piel pueden brindar algún alivio.

Consulte con el médico si piensa que ha tenido una reacción alérgica a una comida, incluso si es solamente una reacción local.

Cualquier persona a la que se le haya diagnosticado una alergia alimentaria debe llevar a toda hora consigo epinefrina inyectable y debe saber usarla. Si usted sufre cualquier tipo de reacción grave o en todo el cuerpo, incluso urticaria, después de comer el alimento desencadenante, inyéctese la epinefrina y luego acuda al hospital o sala de urgencias más cercana, preferiblemente en ambulancia. Después de inyectarse epinefrina debido a una reacción a un alimento, busque atención médica inmediata.

EL PRONÓSTICO

Evitar los alimentos desencadenantes puede ser fácil si el alimento no es común o si es fácilmente identificable. Sin embargo, es necesario que usted restrinja su dieta al máximo, que lea con cuidado todos los ingredientes en los envases y que haga preguntas detalladas si come fuera del hogar.

POSIBLES COMPLICACIONES

La anafilaxia es una reacción alérgica generalizada y grave que es potencialmente mortal. Aunque las personas que sufren del síndrome de alergia oral rara vez sufren una reacción anafiláctica, deben preguntarle a su médico si necesitan llevar consigo epinefrina inyectable.

Las alergias alimentarias pueden desencadenar o empeorar el asma, el eccema u otros trastornos.

CUÁNDO LLAMAR A UN MÉDICO ESPECIALISTA

Llame al número local de emergencias, si sufre cualquier reacción grave o generalizada en el cuerpo (particularmente sibilancias o dificultad respiratoria) después de consumir un alimento.
Si el médico le ha recetado epinefrina para contrarrestar las reacciones graves, inyéctesela lo más pronto posible. Cuanto más rápido se inyecte la epinefrina, mejor.
Cualquier persona que haya tenido una reacción alérgica a un alimento debe ser evaluada por un especialista en alergias (alergólogo).

PREVENCIÓN DE LA ALERGIA A LOS ALIMENTOS

La lactancia materna puede ayudar a prevenir las alergias. Aparte de esto, no hay una forma conocida de prevenir las alergias alimentarias, excepto demorar la introducción de alimentos causantes de alergias en los bebés hasta que el tracto gastrointestinal haya tenido la posibilidad de madurar. El momento adecuado para esto varía de un alimento a otro como así también de un bebé a otro.

Una vez que se ha desarrollado una alergia, el hecho de evitar con cuidado el alimento causal generalmente ayuda a prevenir problemas posteriores.


Urgencias Médicas
24 horas

Algunas de nuestras
Especialidades

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-trauma-ortopedia.jpg

Traumatología y Ortopedia

Atención médica y quirúrgica de lesiones traumáticas de las extremidades, la columna vertebral y sus estructuras asociadas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/promedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpeg

Cirugía General

Operaciones quirúrgicas del aparato digestivo, tracto gastrointestinal, sistema hepato-bilio-pancreático, sistema endocrino, glándulas suprarrenales, tiroides, paratiroides, mama y otras glándulas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpg

Ginecología y Obstetricia

Atención durante el embarazo y el parto, así como el diagnóstico y tratamiento de enfermedades en los órganos reproductivos femeninos.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/priomedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia-1.jpeg

Urología

Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades morfológicas renales y de las del aparato urinario y retroperitoneo que afectan a ambos sexos.