Enfermedad de Crohn

Enfermedad de Crohn o enfermedad intestinal inflamatoria es una forma de enfermedad intestinal inflamatoria (EII) que afecta por lo regular a los intestinos, pero puede ocurrir en cualquier parte desde la boca hasta el extremo del recto (ano).

SÍNTOMAS DE: ENFERMEDAD DE CROHN

Los síntomas dependen de la parte del tracto gastrointestinal que esté afectada. Estos síntomas pueden fluctuar de leves a severos, y pueden aparecer y desaparecer con períodos de reagudización.

Los principales síntomas de la enfermedad de Crohn son:

Dolor abdominal (área del vientre) con cólicos
Fiebre
Fatiga
Inapetencia
Dolor con las deposiciones (tenesmo)
Diarrea acuosa y persistente
Pérdida de peso involuntaria

Otros síntomas pueden abarcar:

Estreñimiento
Inflamación de los ojos
Fístulas (generalmente alrededor del área rectal que pueden causar drenaje de pus, moco o heces)
Dolor articular
Inflamación del hígado
Úlceras bucales
Sangrado rectal y sangre en las heces
Protuberancias o llagas (úlceras) en la piel
Encías inflamadas

CAUSAS DE: ENFERMEDAD DE CROHN

Aunque la causa exacta de la enfermedad de Crohn se desconoce, la afección está ligada a un problema con la respuesta del sistema inmunitario del cuerpo.

Normalmente, el sistema inmunitario ayuda a proteger al cuerpo, pero en pacientes con la enfermedad de Crohn y otros tipos de enfermedad intestinal inflamatoria, el sistema inmunitario no puede establecer la diferencia entre el tejido corporal normal y las sustancias extrañas. El resultado es una respuesta inmunitaria hiperactiva que lleva a una inflamación crónica, denominada trastorno autoinmunitario.

Las personas con enfermedad de Crohn tienen inflamación continua (crónica) del tracto gastrointestinal. La enfermedad de Crohn puede ocurrir en cualquier área del tubo digestivo y puede haber parches de tejido sano entre las áreas afectadas. La inflamación continua lleva al engrosamiento de la pared intestinal.

Existen cinco tipos diferentes de enfermedad de Crohn, dependiendo de la parte del tracto gastrointestinal que esté afectada. La enfermedad de Crohn puede comprometer el intestino delgado, el intestino grueso, el recto o la boca.

Los genes de una persona y los factores ambientales parecen jugar un papel en el desarrollo de la enfermedad de Crohn. El cuerpo puede estar reaccionando en forma exagerada a bacterias normales en los intestinos.

La enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, pero generalmente se presenta en personas entre los 15 y los 35 años. Los factores de riesgo abarcan:

Antecedentes familiares de la enfermedad de Crohn
Origen judío
Tabaquismo

PRUEBAS Y EXÁMENES

Un examen físico o chequeos médicos puede revelar sensibilidad o una masa abdominal, salpullido, articulaciones inflamadas o úlceras bucales. Los exámenes para diagnosticar la enfermedad de Crohn abarcan:

Enema opaco
Colonoscopia
Tomografía computarizada (TC) del abdomen
Endoscopia, incluyendo endoscopia por cápsula
Resonancia magnética (RM) del abdomen
Sigmoidoscopia
Enteroscopia
Tránsito esofagogastroduodenal
Se puede realizar un coprocultivo para descartar otras causas posibles de los síntomas.

Esta enfermedad también puede alterar los resultados de los siguientes exámenes:

Albúmina
Proteína C reactiva
Tasa de sedimentación eritrocítica
Grasa fecal
Hemoglobina
Pruebas de la función hepática
Conteo de glóbulos blancos

EL TRATAMIENTO

No se ha demostrado que alguna dieta mejore o empeore los síntomas en la enfermedad de Crohn. Los problemas de alimentos específicos pueden variar de una persona a otra.

Usted debe consumir una alimentación sana y bien balanceada. Es importante que usted obtenga suficientes calorías, proteínas y nutrientes esenciales de una variedad de grupos de alimentos.

Ciertos tipos de alimentos pueden empeorar la diarrea y síntomas de gases. El problema es más probable durante períodos cuando los síntomas están presentes. Los posibles cambios que usted puede hacer a su dieta comprenden:

Comer cantidades pequeñas de alimento a lo largo del día.
Beber mucha agua (consumo frecuente de cantidades pequeñas a lo largo del día).
Evitar los alimentos ricos en fibra (salvado, frijoles, nueces, semillas y palomitas de maíz).
Evitar los alimentos grasos, grasosos o fritos y las salsas (mantequilla, margarina y crema espesa).
Si su cuerpo no digiere bien los productos lácteos, redúzcalos. Ensaye con quesos bajos en lactosa, como el queso suizo y Cheddar, y un producto enzimático, como Lactaid, para ayudar a descomponer la lactosa.
Evitar alimentos que usted sabe que le causan gases, como legumbres, alimentos picantes, repollo, brócoli, coliflor, frutas y jugos de frutas crudas (sobre todo cítricos).

ESTRÉS

Usted se puede sentir preocupado, avergonzado o incluso triste y deprimido por tener un accidente intestinal. Otros eventos estresantes en su vida, como mudarse, perder el trabajo o la pérdida de un ser querido, pueden causar problemas digestivos.

Pregúntele al médico o al personal de enfermería por consejos sobre cómo manejar el estrés.

MEDICAMENTOS

Usted puede tomar medicamentos para tratar la diarrea muy intensa. La loperamida (Imodium) se consigue sin necesidad de receta. Siempre consulte con el médico o el personal de enfermería antes de tomar estos medicamentos.

Otros medicamentos para ayudar con los síntomas abarcan:

Los suplementos de fibra pueden aliviar los síntomas. Usted puede comprar el polvo de psyllium (Metamucil) o metilcelulosa (Citrucel) sin necesidad de receta. Pregúntele a su médico sobre estos productos.
Siempre consulte con el médico antes de utilizar cualquier medicamento laxante.
Puede usar paracetamol (Tylenol) para el dolor leve.
Medicamentos como el ácido acetilsalicílico (Aspirina), el ibuprofen (Advil, Motrin) o el naproxeno (Aleve, Medicamento Analgésico Potente) pueden empeorar los síntomas.
El médico también puede darle una receta para analgésicos más fuertes.

Los medicamentos que se pueden recetar abarcan:

Los aminosalicilatos (5-ASA) son medicamentos que ayudan a controlar la inflamación de leve a moderada. Algunas formas de estos medicamentos se toman por vía oral, mientras que otras se deben administrar por vía rectal.
Los corticosteroides (prednisona y metilprednisolona) se utilizan para tratar la enfermedad de Crohn de moderada a grave. Se pueden tomar por vía oral o rectal.
Los medicamentos como azatioprina o 6-mercaptopurina calman la respuesta inmunitaria del cuerpo.
Los antibióticos se pueden prescribir para los abscesos o fístulas.
La terapia biológica se utiliza para tratar pacientes con enfermedad de Crohn grave que no responden a ningún otro tipo de medicamento. Los medicamentos en este grupo abarcan Infliximab (Remicade), adalimumab (Humira), certolizumab (Cimzia) y natalizumab (Tysabri).

CIRUGÍA

Si los medicamentos no funcionan, se puede necesitar un tipo de cirugía llamada resección del intestino para extirpar una parte dañada o enferma del intestino o para drenar un absceso. Sin embargo, extirpar la porción afectada del intestino no cura la enfermedad.

Los pacientes con enfermedad de Crohn que no responden a los medicamentos pueden necesitar cirugía, especialmente cuando hay complicaciones tales como:

Sangrado (hemorragia)
Retraso en el crecimiento (en niños)
Fístulas (conexiones anormales entre los intestinos y otra área del cuerpo)
Infecciones (abscesos)
Estrechamiento (estenosis) del intestino
Algunos pacientes pueden necesitar cirugía para extirpar todo el intestino grueso (colon) con o sin el recto.

EL PRONÓSTICO

No existe cura para la enfermedad de Crohn. La afección se caracteriza por períodos de mejoramiento seguidos de reagudización de los síntomas.

Es muy importante continuar tomando medicamentos por largo tiempo para tratar de impedir que los síntomas de la enfermedad reaparezcan. Si usted suspende o cambia los medicamentos por cualquier razón, hágaselo saber al médico de inmediato.

Usted tiene un mayor riesgo de padecer cáncer de colon y cáncer del intestino delgado si padece la enfermedad de Crohn.

POSIBLES COMPLICACIONES

Abscesos
Obstrucciones intestinales
Complicaciones de la terapia con corticosteroides, como adelgazamiento de los huesos
Eritema nodoso
Fístulas en las siguientes áreas:
vejiga
piel
vagina
Deficiencia en el crecimiento y en el desarrollo sexual en los niños
Inflamación de las articulaciones
Lesiones en el ojo
Deficiencia nutricional (particularmente de vitamina B12)
Piodermia gangrenosa

CUÁNDO LLAMAR A UN MÉDICO ESPECIALISTA

Solicite una cita con el médico si:

Tiene un dolor abdominal muy fuerte
No puede controlar la diarrea con cambios en la alimentación y los fármacos
Usted ha perdido peso o el niño no está aumentando de peso
Tiene sangrado, secreción o úlceras rectales
Tiene fiebre que dura más de dos a tres días o una fiebre superior a 100.4º F (38º C) sin presencia de enfermedad
Tiene náuseas y vómitos que duran más de un día
Tiene úlceras o lesiones en la piel que no sanan
Presenta dolor articular que le impide realizar sus actividades cotidianas
Tiene efectos secundarios por algún fármaco recetado para esta afección


Urgencias Médicas
24 horas

Algunas de nuestras
Especialidades

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-trauma-ortopedia.jpg

Traumatología y Ortopedia

Atención médica y quirúrgica de lesiones traumáticas de las extremidades, la columna vertebral y sus estructuras asociadas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/promedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpeg

Cirugía General

Operaciones quirúrgicas del aparato digestivo, tracto gastrointestinal, sistema hepato-bilio-pancreático, sistema endocrino, glándulas suprarrenales, tiroides, paratiroides, mama y otras glándulas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpg

Ginecología y Obstetricia

Atención durante el embarazo y el parto, así como el diagnóstico y tratamiento de enfermedades en los órganos reproductivos femeninos.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/priomedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia-1.jpeg

Urología

Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades morfológicas renales y de las del aparato urinario y retroperitoneo que afectan a ambos sexos.