Estrabismo

Estrabismo, estrabismo convergente (ojos bizcos), esotropía, exotropía, hipotropia, hipertropia, ojo estrábico, estrabismo divergente, desalineación de los ojos, estrabismo comitante o estrabismo incomitante es un trastorno en el cual los dos ojos no se alinean en la misma dirección y, por lo tanto, no miran al mismo objeto al mismo tiempo. La afección se conoce más comúnmente como “ojos bizcos” (estrabismo convergente).

SÍNTOMAS DE ESTRABISMO

Los síntomas del estrabismo pueden estar presentes todo el tiempo o sólo cuando usted está cansado o enfermo.

Los ojos no se mueven juntos y pueden parecer bizcos a veces.

El otro ojo parecerá volteado hacia afuera, arriba o abajo a partir de donde se enfoca el primer ojo.

Alguien con estrabismo también puede tener:

Pérdida de la percepción de profundidad
Visión doble
Pérdida de la visión

CAUSAS, INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO

Seis músculos diferentes circundan los ojos y trabajan “como un equipo” de manera que ambos ojos se puedan enfocar en el mismo objeto.

En alguien con estrabismo, estos músculos no trabajan juntos. Como resultado, un ojo mira a un objeto, mientras el otro ojo se voltea en una dirección diferente y se enfoca sobre otro objeto.

Cuando esto ocurre, se envían dos imágenes diferentes al cerebro: una desde cada ojo. Esto confunde al cerebro y éste puede aprender a ignorar la imagen proveniente del ojo más débil.

Si el estrabismo no se trata, el ojo que el cerebro ignora nunca verá bien. Esta pérdida de la visión se denomina ambliopía y también recibe el nombre de “ojo perezoso”. Algunas veces, la ambliopia se presenta primero y causa el estrabismo.

En la mayoría de los casos de estrabismo en niños, la causa se desconoce. En más de la mitad de estos casos, el problema está presente al nacer o poco después (estrabismo congénito).

La mayoría de las veces, el problema tiene que ver con el control muscular y no con la fortaleza del músculo.

Con menos frecuencia, los problemas con uno de los nervios o músculos o la restricción de la enfermedad de Graves pueden causar el estrabismo.

Algunos otros trastornos asociados con el estrabismo son:

Trastornos del cerebro y los nervios, como lesión cerebral traumática, accidente cerebrovascular, parálisis cerebral o síndrome de Guillain-Barré
Diabetes (causa una afección conocida como estrabismo paralítico adquirido)
Daño a la retina en niños que nacen prematuros
Hemangioma cerca del ojo durante la lactancia
Lesiones al ojo
Tumor en el cerebro o el ojo
Pérdida de la visión por cualquier enfermedad o lesión ocular
Los antecedentes familiares de la enfermedad son un factor de riesgo. La hipermetropía puede ser un factor contribuyente, especialmente en niños. Además, cualquier otra enfermedad que cause pérdida de la visión puede ocasionar estrabismo.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

El examen físico abarcará una revisión detallada de los ojos. Igualmente se llevarán a cabo exámenes para determinar qué tan desalineados están los ojos.

Los exámenes de los ojos comprenden:

Reflejo corneal a la luz
Prueba de oclusión/desoclusión
Examen de la retina
Examen oftálmico estándar
Agudeza visual
También se lleva a cabo un examen del cerebro y el sistema nervioso (neurológico).

EL TRATAMIENTO

El primer paso para tratar el estrabismo es prescribir gafas, de ser necesario.

La ambliopía u ojo perezoso se debe tratar primero. Se coloca un parche sobre el ojo bueno, lo cual obliga al ojo más débil a trabajar más intensamente.

Es posible que a su hijo no le guste usar un parche o gafas. Un parche obliga al niño a que vea inicialmente a través del ojo más débil. Sin embargo, es muy importante usar el parche o las gafas siguiendo las instrucciones.

Si los ojos aun no se mueven correctamente, se puede necesitar cirugía de los músculos oculares. Se fortalecerán o se debilitarán diferentes músculos en el ojo.

La cirugía de reparación de los músculos oculares no arregla la visión deficiente de un ojo perezoso y el niño posiblemente tenga que usar gafas después de la intervención. En general, cuanto más joven sea el niño cuando se realice la cirugía, mejor será el resultado.

A los adultos con estrabismo leve que aparece y desaparece les puede ir bien con gafas y ejercicios de los músculos oculares para ayudarles a mantener los ojos derechos. Las formas más severas del estrabismo en adultos necesitarán cirugía para enderezar los ojos. Si el estrabismo ha ocurrido debido a la pérdida de la visión, será necesario corregirla antes de que la cirugía para el estrabismo pueda realizarse con éxito.

EXPECTATIVAS (PRONÓSTICO)

Después de la cirugía, los ojos pueden lucir derechos, pero los problemas de visión pueden seguir.

El niño todavía puede tener problemas de lectura en la escuela y para los adultos conducir puede ser más difícil. La visión puede afectar la capacidad para practicar deportes.

Con el diagnóstico y tratamiento oportunos, el problema por lo regular se puede corregir. El retraso en el tratamiento puede llevar a la pérdida de la visión de manera permanente en un ojo. Aproximadamente un tercio de los niños con estrabismo desarrollará ambliopía.

Debido a que muchos niños desarrollarán estrabismo o ambliopía de nuevo, necesitan una vigilancia cuidadosa.

SITUACIONES QUE REQUIEREN UN ESPECIALISTA MÉDICO

El estrabismo requiere una evaluación médica oportuna. Solicite una cita con el médico o el oftalmólogo si su hijo:

Parece tener estrabismo convergente (ojos bizcos)
Se queja de visión doble
Tiene dificultad para ver

Nota: los problemas o dificultades en el aprendizaje en la escuela algunas veces pueden deberse a la incapacidad del niño para ver el pizarrón o los materiales de lectura.


Urgencias Médicas
24 horas

Algunas de nuestras
Especialidades

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-trauma-ortopedia.jpg

Traumatología y Ortopedia

Atención médica y quirúrgica de lesiones traumáticas de las extremidades, la columna vertebral y sus estructuras asociadas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/promedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpeg

Cirugía General

Operaciones quirúrgicas del aparato digestivo, tracto gastrointestinal, sistema hepato-bilio-pancreático, sistema endocrino, glándulas suprarrenales, tiroides, paratiroides, mama y otras glándulas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpg

Ginecología y Obstetricia

Atención durante el embarazo y el parto, así como el diagnóstico y tratamiento de enfermedades en los órganos reproductivos femeninos.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/priomedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia-1.jpeg

Urología

Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades morfológicas renales y de las del aparato urinario y retroperitoneo que afectan a ambos sexos.