Cáncer de Testículo

Cáncer testicular, cáncer de los testículos, tumor de células germinativas, cáncer testicular no seminoma o cáncer testicular seminoma es el cáncer que comienza en los testículos, las glándulas reproductoras masculinas localizadas en el escroto.

SÍNTOMAS DEL CÁNCER TESTICULAR

Es posible que no haya síntomas. Los síntomas que posiblemente se presenten pueden ser:

Molestia o dolor testicular o sensación de pesadez en el escroto
Dolor en la espalda o en la parte baja del abdomen
Agrandamiento de un testículo o cambio en la forma como se siente
Desarrollo excesivo de tejido mamario (ginecomastia); sin embargo, esto puede ocurrir normalmente en adolescentes varones que no tienen cáncer testicular
Tumor o inflamación en cualquiera de los testículos
También se pueden presentar síntomas en otras partes del cuerpo, como los pulmones, el abdomen, la pelvis, la espalda o el cerebro, si el cáncer se ha diseminado.

CAUSAS DEL CÁNCER TESTICULAR

No se conoce la causa exacta del cáncer testicular. No existe ninguna relación entre la Esterilización Masculina y el cáncer testicular. Los factores que pueden incrementar el riesgo de un hombre de padecerlo abarcan:

Desarrollo testicular anormal
Antecedentes de cáncer testicular
Antecedentes de criptorquidia
Síndrome de Klinefelter

Otras causas posibles abarcan: exposición a ciertos químicos y a la infección por VIH. Los antecedentes familiares de cáncer testicular también pueden aumentar el riesgo.

El cáncer testicular es la forma más común de cáncer en hombres entre 15 y 40 años de edad. Se puede presentar en hombres mayores y rara vez en hombres más jóvenes.

Los hombres blancos tienen mayor probabilidad de desarrollar este tipo de cáncer que la población de origen afroamericano y estadounidenses de origen asiático.

Hay dos tipos principales de cáncer testicular: seminomas y no seminomas. Estos cánceres proliferan a partir de células germinativas, las células que producen los espermatozoides.

Seminoma: es una forma de cáncer testicular de crecimiento lento que generalmente se encuentra en hombres hacia los 30 a 40 años. El cáncer se localiza por lo general en los testículos, aunque se puede diseminar a los ganglios linfáticos. Los seminomas son muy sensibles a la radioterapia.

No seminoma: este tipo de cáncer testicular más común tiende a crecer más rápidamente que los seminomas. Estos tumores a menudo están compuestos de diferentes tipos de células y se identifican de acuerdo con estos tipos diferentes de células:

Coriocarcinoma (raro)
Carcinoma embrionario
Teratoma
Tumor del saco vitelino
Un tumor estromático es un raro tipo de tumor testicular. Estos tumores generalmente no son cancerosos. Los dos tipos principales de tumores estromáticos son los tumores de las células de Leydig y los tumores de las células de Sertoli. Los tumores estromáticos por lo general ocurren durante la infancia.

PRUEBAS Y EXÁMENES DEL CÁNCER TESTICULAR

Un examen físico o chequeos médicos normalmente revela un tumor (masa) firme en uno de los testículos. Cuando el médico sostiene una linterna a la altura del escroto, la luz no pasa a través del tumor.

Otros exámenes abarcan:

Tomografía computarizada del abdomen y la pelvis
Análisis de sangre para marcadores tumorales: alfafetoproteína (AFP), gonadotropina coriónica humana (beta GCH) y deshidrogenasa láctica (DHL)
Radiografía de tórax
Ecografía del escroto
Un análisis del tejido por lo general se hace después de extirpar quirúrgicamente todo el testículo.

EL TRATAMIENTO DEL CÁNCER TESTICULAR

El tratamiento depende de:

El tipo de tumor testicular
El estadio del tumor
Una vez que se encuentra el cáncer, el primer paso es determinar el tipo de células cancerosas, examinándolo bajo el microscopio. Las células pueden ser de tipo seminoma o no seminoma o ambas.

El paso siguiente es determinar qué se ha diseminado el cáncer a otras partes del cuerpo, lo cual se denomina “estadificación”:

En el estadio I, el cáncer no se ha diseminado mas allá del testículo
En el estadio II, se ha diseminado a los ganglios linfáticos en el abdomen
En el estadio III, se ha diseminado más allá de los ganglios linfáticos (podría haber alcanzado el hígado, los pulmones o el cerebro)
Se pueden utilizar tres tipos de tratamiento:

Con el tratamiento quirúrgico, se extirpa el testículo (orquiectomía) y también se pueden extirpar los ganglios linfáticos cercanos (linfadenectomía). Esto por lo general se realiza en el caso de seminomas y no seminomas.
Se puede usar radioterapia empleando dosis altas de rayos X u otros rayos de alta energía después de una cirugía con el fin de evitar el retorno del tumor. La radioterapia generalmente se utiliza sólo para el tratamiento de seminomas.
La quimioterapia utiliza fármacos como cisplatino, bleomicina y etopósido para destruir las células cancerosas. Este tratamiento ha mejorado enormemente la sobrevida de pacientes con tumores seminomas y no seminomas.

EL PRONÓSTICO

El testicular es uno de los cánceres más tratables y curables.

La tasa de supervivencia de los hombres con seminoma en estadios iniciales (el tipo menos agresivo de los cánceres testiculares) es superior al 95%. La tasa de supervivencia libre de la enfermedad para los cánceres en estadios II y III es ligeramente menor, dependiendo del tamaño del tumor y de cuándo se inicia el tratamiento.

POSIBLES COMPLICACIONES

El cáncer testicular se puede diseminar a otras partes del cuerpo. Los sitios más frecuentes abarcan:

El abdomen
Los pulmones
El área retroperitoneal (el área cerca de los riñones detrás de los otros órganos en el área abdominal)
La columna vertebral

Las complicaciones de la cirugía pueden abarcar:

Sangrado e infección después de la cirugía
Esterilidad (si se extirpan ambos testículos)
Si usted está en edad de procrear, pregúntele al médico sobre métodos para guardar el semen para su uso en una fecha posterior.

CUÁNDO LLAMAR A UN MÉDICO ESPECIALISTA

Consulte con el médico especialista si presentan los síntomas del cáncer testicular.

PREVENCIÓN DEL CÁNCER TESTICULAR

La Fuerza de Tarea de Servicios Preventivos de los Estados Unidos (U.S. Preventive Services Task Force) desaconseja las pruebas de detección rutinarias para cáncer testicular, debido a que no hay una técnica de detección efectiva conocida. Esta recomendación no se aplica si hay un antecedente personal de criptorquidia.


Urgencias Médicas
24 horas

Algunas de nuestras
Especialidades

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-trauma-ortopedia.jpg

Traumatología y Ortopedia

Atención médica y quirúrgica de lesiones traumáticas de las extremidades, la columna vertebral y sus estructuras asociadas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/promedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpeg

Cirugía General

Operaciones quirúrgicas del aparato digestivo, tracto gastrointestinal, sistema hepato-bilio-pancreático, sistema endocrino, glándulas suprarrenales, tiroides, paratiroides, mama y otras glándulas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpg

Ginecología y Obstetricia

Atención durante el embarazo y el parto, así como el diagnóstico y tratamiento de enfermedades en los órganos reproductivos femeninos.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/priomedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia-1.jpeg

Urología

Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades morfológicas renales y de las del aparato urinario y retroperitoneo que afectan a ambos sexos.