Tumor de la Tiroides

Tumor de la tiroides, tumor tiroideo, nódulo tiroideo, adenoma de tiroides, carcinoma de tiroides o incidentaloma de tiroides es una neoplasia (protuberancia) en la glándula tiroides, la cual está localizada en la base del cuello.

SÍNTOMAS DEL TUMOR DE LA TIROIDES

La mayoría de los nódulos tiroideos son asintomáticos.

Los nódulos grandes pueden ejercer presión contra otras estructuras en el cuello y los síntomas pueden incluir:

Dificultad respiratoria
Dificultad para deglutir
Bocio
Ronquera o cambio de la voz
Dolor en el cuello

Los nódulos que producen hormonas tiroideas provocarán síntomas de hipertiroidismo, incluyendo:

Pulso acelerado
Piel pegajosa y fría
Aumento del apetito
Nerviosismo
Inquietud
Rubor o sofoco de la piel
Pérdida de peso

Los nódulos tiroideos se encuentran algunas veces en personas con enfermedad de Hashimoto. Esta enfermedad puede causar hipotiroidismo con síntomas como:

Piel seca
Hinchazón facial
Fatiga
Pérdida del cabello
Intolerancia al frío
Aumento de peso involuntario

Causas del tumor de la tiroides

Los nódulos tiroideos son neoplasias de células en las glándulas tiroideas y pueden ser no cancerosas (benignas) o cancerosas (malignas). Algunos nódulos están llenos de líquidos (quistes), mientras que otros se componen completamente de células de la glándula tiroidea. Algunas veces, lo que se siente como un nódulo realmente es una colección de pequeños nódulos juntos.

Los nódulos tiroideos son más comunes en las mujeres que en los hombres y las posibilidades de desarrollarlos se incrementan con la edad.

Sólo unos pocos nódulos tiroideos son cancerosos. (Ver: cáncer de tiroides.)

Las siguientes características incrementan el riesgo de desarrollar un nódulo canceroso:

Un nódulo duro
Un nódulo adherido a estructuras cercanas
Antecedentes familiares de neoplasia endocrina múltiple tipo II
Antecedentes familiares de cáncer de tiroides, especialmente carcinoma medular de la tiroides
Voz ronca debido a parálisis de las cuerdas vocales
Edad inferior a 20 años o mayor a 70
Antecedentes de exposición a la radiación en cabeza y cuello
Género masculino

No siempre se encuentran las causas de los nódulos tiroideos, pero pueden abarcar:

Enfermedad de Hashimoto
Deficiencia de yodo
Pruebas y exámenes del tumor de la tiroides
Con mucha frecuencia, los nódulos son asintomáticos. Los médicos encontrarán nódulos tiroideos sólo durante un examen físico o chequeos médicos de rutina o exámenes imagenológicos que se realizan por otra razón. Sin embargo, los nódulos tiroideos que son tan grandes que se sienten durante un examen físico o chequeos médicos ocurren en pocas personas.

Si el médico encuentra un nódulo o usted tiene síntomas de tener uno, se pueden hacer los siguientes exámenes:

Biopsia por aspiración con aguja fina
Gammagrafía de la tiroides
Ecografía de tiroides
Nivel de la hormona estimulante de la tiroides (HET)
El tratamiento del tumor de la tiroides
El médico especialista puede recomendar la cirugía para extraer parte o toda la glándula tiroides si el nódulo:
Es canceroso
Se cree que está haciendo que la tiroides esté hiperactiva (hipertiroidismo)
No se puede diagnosticar como cáncer o no cáncer

Causa síntomas como problemas para deglutir o respirar

Los pacientes con nódulos hiperactivos se pueden tratar con yodo radiactivo, lo cual reduce su tamaño y actividad. Sin embargo, en raros casos, el tratamiento puede provocar hipotiroidismo e inflamación de la glándula tiroidea (tiroiditis inducida por radiación). A las mujeres embarazadas no se les debe administrar este tratamiento y las mujeres que están recibiendo tratamiento con yodo radiactivo no deben quedar embarazadas.
La levotiroxina (hormona tiroidea) es un fármaco que inhibe la producción de la hormona tiroidea T4. Un médico puede recetar levotiroxina para tratar los nódulos benignos únicamente en casos especiales.

El único tratamiento recomendado para los nódulos benignos que no causan síntomas y no están creciendo es hacerles un seguimiento cuidadoso. Es posible que sea necesario repetir una biopsia de tiroides de 6 a 12 meses después del diagnóstico. Una ecografía también se puede repetir.

Otros posibles tratamientos incluyen la inyección de etanol (alcohol) dentro del nódulo y la terapia con láser.

El pronóstico

Los nódulos tiroideos no cancerosos no son potencialmente mortales y muchos de ellos no requieren tratamiento, sino únicamente hacerles un seguimiento de control. Los nódulos no cancerosos que sí requieren tratamiento tienen un pronóstico excelente.

El pronóstico para los nódulos cancerosos depende del tipo de cáncer.

Posibles complicaciones

El hipertiroidismo es una complicación común de los nódulos tiroideos no cancerosos.

Las complicaciones del tratamiento pueden ser:

Ronquera o cambios en la voz si las cuerdas vocales resultan dañadas durante la cirugía
Hipotiroidismo a raíz de la cirugía o la terapia de yodo radiactivo
Calcio bajo en la sangre (hipocalciemia) a raíz del hipoparatiroidismo si las glándulas paratiroides sufren daño o son extirpadas accidentalmente durante la cirugía

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si siente u observa una protuberancia o masa en el cuello o si experimenta cualquiera de los síntomas de un nódulo tiroideo.

Si usted ha estado expuesto a la radiación en las áreas de la cara o el cuello, consulte con el médico. Se puede realizar una ecografía del cuello para buscar nódulos tiroideos.

Prevención del tumor de la tiroides

Se desconoce la razón para la mayoría de los nódulos tiroideos, pero una dieta con suficiente yodo ayudará a prevenir algunos de ellos.


Urgencias Médicas
24 horas

Algunas de nuestras
Especialidades

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-trauma-ortopedia.jpg

Traumatología y Ortopedia

Atención médica y quirúrgica de lesiones traumáticas de las extremidades, la columna vertebral y sus estructuras asociadas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/promedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpeg

Cirugía General

Operaciones quirúrgicas del aparato digestivo, tracto gastrointestinal, sistema hepato-bilio-pancreático, sistema endocrino, glándulas suprarrenales, tiroides, paratiroides, mama y otras glándulas.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2020/06/clinicapromesa-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia.jpg

Ginecología y Obstetricia

Atención durante el embarazo y el parto, así como el diagnóstico y tratamiento de enfermedades en los órganos reproductivos femeninos.

https://promedicasanjose.com/wp-content/uploads/2021/04/priomedicasanjose-urologia-odontologia-bariatria-trauma-ortopedia-otorrino-ginecologia-dermatologia-cardiologia-pediatria-maxilofacial-cirugiaplastica-medicinainterna-cdmx-ginecologia-1.jpeg

Urología

Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades morfológicas renales y de las del aparato urinario y retroperitoneo que afectan a ambos sexos.